MiráVo

Qué salado ¿no?

¿Cómo son los uruguayos en el gimnasio?

Si no sos de los que se matan todo el año, alguna vez te anotaste para bajar esa pancita que cultivaste en el invierno. Con solo una sesión seguro que ya viste a todos estos personajes.

Colaboración de @gomezov

1· El camión doble zorra

Mirá Vo

✔ Cada vez que se pone a hacer una sentadilla con peso el silencio se apodera de la sala de musculación.

✔ Las mentes masculinas se entregan a las más desenfrenadas fantasías sexuales mientras que las femeninas a las más perversas fantasías homicidas.

✔ Genera momentos de tensión nivel crisis de misiles en Cuba cuando pide ayuda a un compañero para que le sostenga la barra o le corrija la postura lumbar.

✔ Las más radicales -las Osama Bin Laden del atorrantismo gimnástico- además acuden al bebotismo: técnica de seducción consistente en hablar como nena-inocente-que-necesita-ser-instruida-en-algo.

Uniforme: calzas apretadas como chino en metro de Shangai, top deportivo con efecto push-up fabricado con materiales de la industria aeroespacial.

Abandona cuando: ya salió con el 70% de la población masculina del gimnasio y su asistencia generó escenas de lucha como de antílopes en celo en medio de los aparatos.

2· El Schwarzenegger

Mirá Vo

✔ Suele ser socio desde el día uno y una leyenda viviente. Concurre seis veces por semana y pasa un mínimo de tres horas levantando pesas de dimensiones planetarias. Trabaja de seguridad en un boliche.

✔ Siempre tiene un bidón con algún licuado compuesto por un 50% de aminoácidos, 30% de proteínas, 19% de carbohidratos y 1% de frutas.

✔ Su dieta es equivalente a la de una tiranosaurio rex embarazada y atravesando una crisis de antojos:
· Desayuno: 8 rebanadas de pan de molde untadas con queso magro y dos litros de licuado de banana, todo sazonado con Whey Protein. 

· Colación a media mañana: cinco manzanas inyectadas con anabólicos. 
· Almuerzo: dos pollos al spiedo y 1/4 kilo de arroz, todo bajado con leche proteica. 
· Colación de la tarde: un paquete entero de moñitas. 
· Merienda: una manzana (para ir liviano al gimnasio). 
· Cena pos ejercicio: tres piezas de carne vacuna al horno con papas alla Whey Protein.

Uniforme: pantalón deportivo, musculosa al cuerpo de hombros estrechos. Pelo rapado estilo militar.

Abandona cuando: le descubren una falla renal causada por la ingesta de productos para el desarrollo muscular.

3· El alfeñique de 44 kilos

Mirá Vo

✔ La mayoría silenciosa del gimnasio. Almas en pena en busca de ese bíceps, de ese pectoral que espera asomar pero nunca lo hará.

✔ Daría todo lo que fuera por ser como El Schwarzenegger y a él acude por consejo, como una viuda devota al cura. El Schwarzenegger le presta servicio y a veces le deja dar algún beso a su bidón de licuado radioactivo. 

Uniforme: pantalón deportivo y camiseta holgada, ambas prendas mínimo tres talles por encima del indicado.

Abandona cuando: descubre que nunca va a levantar por su físico sino por lo intelectual.

4· El gordo

Mirá Vo

✔ Un luchador incansable. Un optimista hermanado en el sufrimiento con el Alfeñique.

✔ Pedalea jadeando, suda la gota gorda y siempre está más colorado que Bordaberry. Los instructores lo alientan mientras piensa en la pizza a caballo que se va a bajar en el bar de la esquina.

✔ Jamás se dejará ver en remera para no mostrar sus grasas sobrantes y está convencido de que cuanto más transpire más rápido bajará de peso.

Uniforme: pantalón deportivo involuntariamente ajustado, canguro de gran tamaño y toalla al cuello.

Abandona cuando: descubre que nunca va a levantar por su físico sino por su sentido del humor.

5· El gordo adelgazado

Mirá Vo

✔ Un caso exitoso del gordo a secas que vive mirándose al espejo sin remera, orgulloso de su obra.

✔ Le cuenta a todo el mundo su transformación. Evangeliza sobre la vida sana y el deporte cual ex fumador arrepentido.  

Uniforme: pantalón nuevo, remera nueva, medias nuevas, calzoncillo nuevo y championes recién estrenados porque hasta eso le quedó grande.

Abandona: a la segunda napolitana en una semana.

6· El pendeviejo

Mirá Vo

✔ Pelado, rollizo, entrado en canas. Deja todo en la cancha por esa joven amante que ha conquistado y precipitado su divorcio.

✔ Entrega todo por volver a esa juventud perdida. Se lo ve confiado y optimista. Se compra la misma ropa deportiva de moda que los jóvenes del gimnasio con quienes alardea de su joven amante.

✔ Siempre va los viernes para estar “trabado” para el boliche.

Uniforme: equipo deportivo completo de marca. Las llaves de la camioneta siempre asomando del bolsillo.

Abandona cuando: su joven amante lo deja.

7· El pelado con pinta de violento

Mirá Vo

✔ El que nunca se encontró con este personaje, que tire la primera mancuerna. Tatuajes, cabeza afeitada y mirada de Charles Manson.

✔ Temido por el alfeñique de 44 kilos, levanta pesas con movimientos bruscos y grita cuando las suelta luego de superar una de sus marcas personales.

✔ Se va en su Fiat Uno del 95 tuneado y escuchando metal a todo volumen.

Uniforme: short corto de kickboxing y remera de mangas recortadas con motivos de bandas de metal.

Abandona cuando: le salta la térmica, surte a alguno que lo miró feo y termina en un psiquiátrico.

8· El Cristiano Ronaldo

Mirá Vo

✔ Llega siempre bañado, perfumado y engominado. Siempre impecablemente vestido, no se le ve un lamparón en el sobaco ni aunque le tiren agua.

✔ Hace poses y tantea sus músculos mientras no deja de verse al espejo y cree que nadie se da cuenta. Solo tiene ojos para sí mismo.

✔ Su Instagram está repleto de selfies sin remera, tiempo marcado en la cinta y el kilaje de las mancuernas. Conocés todos sus logros al tener todas las apps conectadas con Facebook.

Uniforme: todo último modelo aunque si fuera por él, haría los ejercicios desnudo y embadurnado en aceite.

Abandona cuando: sale del closet y emigra a Ibiza.

9· Los setembristas

Mirá Vo

✔ Llega el noveno mes del año y estas almas aterrorizadas por todo lo que lastraron durante el invierno abarrotan los gimnasios con más ganas de un milagro que Uruguay terminando las Eliminatorias.

✔ Sienten al Dios Verano que los persigue incansable mientras les susurra:
· “Vas a llegar hecha una vaca”
· “No te va a entrar nada”
· “Tenés más flotadores que clase de natación infantil”
· “Juan está más marcado que Maradona en México 86 y vos menos que Cubilla en el 74”.

Uniforme: lo primero flexible que encontraron en el ropero. Joggineta manchada de salsa y remera apolillada.

Abandona cuando: a la primera despedida en diciembre.

10· El matero

Mirá Vo

✔ Es amigo de todos y se lleva bien con los dueños a quienes visita en la oficina y de paso les ceba unos mates. No sabés si es cliente o dueño.

✔ Rutina de ejercicios: series de cinco repeticiones con chupada de bombilla entre cada una de ellas. Luego pasea por el recinto y saca charla a cualquiera. Se instala en otro aparato y repite la rutina. 

✔ Principal promotor de juntadas, despedidas, amigo invisible, grupos de whatsapp y baby showers. Todos le dicen que sí pero nadie le da bola.

Uniforme: conjunto de nylon amasado comprado en el Chuy, remera Hering gastada, Topper de lona y termo y mate abajo del brazo.

Abandona cuando: nunca. Es parte del inventario.

Y que nunca falte:

Mirá Vo

✔ La veterana al pedo: va porque la mandó el médico, hace 10 minutos de bicicleta, camina en la cinta y se va pa’ la casa.

✔ El arrepentido: paga matrícula, el primer mes y va un solo día. 

✔ El círculo vicioso: se mata en cada sesión para volver a la casa y bajarse un canadiense con un litro de cerveza.

✔ La Cacha Arévalo Ríos: la profe de fitness que tiene más piernas que Serena y Venus Williams juntas. 

✔ El tero: de la cintura para arriba, Jean-Claude Van Damme en los 90. De la cintura para abajo, un tero anoréxico.