MiráVo

Qué salado ¿no?

9 galanes que vas a encontrar en cualquier boliche de Uruguay

Pequeña guía de los que salen a “romper la noche” con caña y reel bajo el brazo. ¿Te tocó o sos uno de ellos?

1· Los boludos del auto

MiráVo

✔ ¿Cuál es más boludo de todos? El que consigue el auto del viejo y se deja hacer recorrer todo Montevideo por los otros boludos de sus amigos.

✔ Rebajando a segunda en cada puerta de boliche para ver a las chichis que están haciendo puerta pucho en mano esperando a entrar, van despacito observando la marejada. Nunca falta una vuelta la manzana cual Magallanes en el primer viaje para repetir los avistamientos.

✔ Siempre hay uno más “vivo” que todos y grita cosas. El chofer del auto —el más banana— siempre con la mirada fija en el parabrisas so pena de no infringir las leyes de tránsito y que cada tanto pregunta un “¿Tan buenas?” o pidiendo instrucciones como “¿Sigo? ¿Doy vuelta la manzana? ¿Adónde vamos ahora?”.

Objetivo de la noche: subir algo al auto y que no los agarre una espirometría (igual, no tomó nada).

Por dónde andan: arrancan en la rambla abasteciéndose en minimercados de estaciones de servicio y luego gira por los boliches de Pocitos sin bajarse del auto. Cuando se aburren siguen para bares del Cordón o Centro y después se van a molestar a alguna meretriz por Bulevar. En verano, relojeando entre La Paloma y La Pedrera.

2· Los Peter Pan

MiráVo

✔ Veteranos de 37-38 (para ellas) hasta casi de 60 (!) que aún no maduran las ganas de asentar una vida burguesa. Prefieren, en cambio, seguir bolicheando como si tuvieran 20 años en busca de una pendeja con Edipo no resuelto que le haga desaparecer todo fantasma de decadencia.

✔ Tienen plata, claro, y a veces es su único argumento para levantar algo: pagan todos los tragos, tienen gomas para llevarlas a cualquier lado, ropa de marca, perfume de medio salario mínimo. Ojo, no quiere decir que combinen bien la ropa. Por lo general, siguen el estilo de famoso empresario de fútbol.

✔ Pocas chapas en la azotea, siempre mostrando flor de relosss, alguna cadenita de oro, Samsung Galaxy 5 tamaño cuadernola Papiro. Se los ve meta barra o en la VIP con un aguado Johnny Negro a medio tomar. Son amigos de exfutbolistas (cuando no lo son también) y el 81,5% son divorciados recientes con crisis de los 40.

Objetivo de la noche: levantar lo que sea no importa color, credo o religión. O especie.

Por dónde andan: Azabache, Circus, Asia de Cuba. Boliches de Carrasco. Lloraron cuando cerraron el Pony Pisador de Pocitos.

3· Los Travolta

MiráVo

✔ Paladines de la pista de baile que muestran todo su repertorio de movimientos acompasando la música. Son los que estás tranqui tomando una en ronda con las chichis y te manotea para meterte sin malla a las aguas (de transpiración) de la pista.

✔ Siempre en la hora de la cumbia o plena —y sin decir una sola palabra— le bambolea toda su humanidad al ritmo del 2×1. Ella, como puede, se deja llevar, y el mago este, post despliegue de talento danzarín, le mete un chamuyo indescifrable en la oreja: “bsbbsbsbs msbsbsb bsbsbsb más cómodos?”

✔ Y ahí la muchacha evalúa si meter embrague a fondo y subir a tercera o volver a foja cero con las chiquis.

Objetivos de la noche: pegar chupón en el medio de la pista.

Dónde se los ve: La City (¿sigue abierto?), Cimarrón, el Norte, cualquier boliche del interior.

4· El llanero solitario

MiráVo

✔ Tenaz, heroico y aventurero personaje que sale al campo de batalla solo luego de que la barra de amigos no le siguió el tren generalmente porque ya están casados y con hijos.

✔ Va a cualquier antro (no le hace asco a nada), se acoda en la barra, pide un whisky que lo estira dos horas, evalúa el material y a laburar. Pose estudiada, sonrisa ante cualquier contacto visual, observa el gallinero cual halcón desde el peñasco para meter el mismo verso desde el año ’97 (¡Y a veces funciona!).

✔ Pobres de las botijas que se acerquen a la barra a pedir un trago al lado suyo (por eso siempre deja un espacio a su lado para que esto suceda).

Objetivos de la noche: Al menos robar un whatsapp para justificar la noche.

Por dónde andan: En cualquier lugar que se pique.

5· Los vejigas que van en grupo

MiráVo

✔ No quieren levantar nada: salen a joder y, bueno, joden y joden bastante. Se toman una cerveza, un porro y p’adentro del boliche. La mayoría de las veces vienen de alguna juntada en la casa de uno o de algún cumpleaños en el cual terminaron medios copeteados.

✔ Boludean a toda mina que pasa. Se hacen ver ¡y oír!: gritan, se ríen, se hacen jodas entre ellos. Infumables. Siempre alquilan a alguna gordita o falta de estética facial. Unos nabos.

Objetivos de la noche: que un novio no los cague a patadas.

Por dónde andan: en cualquiera donde se arme baile: Gatabacana, Cimarrón, El Barril.

6· El moderno

MiráVo

✔ Lentes de armazón grueso negro, tupida pero prolija barba, rapadito a los costados y poblada azotea, estos raros peinados nuevos van metiendo más sociales que fotógrafo de Caras y Gente.

✔ Con botellita de cerveza de nombre impronunciable en la mano, celular en la otra, siempre en pose preparada para la foto que saldrá en Facebook o Instagram, su método de levante es lento ya que espera a que luego se termine en algún bailongo medio cool pa tirar el aparejo al tajamar.

✔ Fundamental: chamuyo previo de demostrar todo lo que sabe (moda, tendencias, cine raro, música que ni Spotify sabía que tenía).

Objetivos de la noche: conseguir el Facebook, Instagram y Twitter de alguien. Después igual se hace el trabajo fino desde ahí. Salir en sociales de Galería.

Dónde se los ve: La Ronda (si es Ronda de Mujeres, mejor), El Living, Fénix, Lotus si anda con plata.

7· El escapado

MiráVo

“Mi amor, es un asado con los muchachos, vengo temprano”. Y en el asado el chupe estaba lindo y saltó uno diciendo “Vamo’ a dar una vuelta”. Ahí comienzan los nervios del amigo que está en pareja subiéndole la adrenalina de lo clandestino y salen.

✔ La persecuta, mirando para todos lados buscando que no haya amigas que no bocinen, nabos que metan la pata o vivos que aprovechen. Para eso siempre van a antros muy antros, de esos que “nadie conocido va”.

✔ El escapado también es muy de juntarse con otros escapados. Es el sindicato más fuerte de la noche.

✔ Y recuerde, señora: si un tipo casado o ennoviado la quiere levantar, no es que la quiera levantar en sí sino que se quiere demostrar a sí mismo que aún puede.

Objetivos de la noche: nada de levantes serios (tiene la patrona y con eso alcanza).

Por dónde andan: ah, no les puedo decir.

8· Los pendejos que hacen puerta

MiráVo

✔ Hacen bulto en cualquier puerta de boliche y no entran. Hacen giras por los mismos y no entran. Conversan a las damas que salieron a fumar un pucho pero tampoco levantan.

✔ ¿Por qué no entran? ¿Qué hacen? ¿No tendrían que están durmiendo? ¿Pa qué chupan frío?

✔ Siempre se elije a un soldado Ryan para ir a buscar una cerveza al 24 horas de la esquina.

Objetivo de la noche: el milagro de que un portero los haga entrar sin pedirles la cédula.

Por dónde andan: Cimarrón, Gatabacana, 21 y cualquier boliche que tenga puerta.

9· El gol del minuto 90

MiráVo

✔ Son los langas que aprovechan a tirar las redes a las cinco de la mañana cuando todas están en pedo (y él también). No le hace asco a nada con tal de anotar un poroto.

✔ Primero relojean a la que esté más mamada en pro de que no le haga mucha vuelta. La sacan a bailar, meten apretuje y sin preguntar el nombre van en busca de ese chupón anhelado. Unos vivos bárbaros.

Objetivo de la noche: sumar como sea tres puntos importantes para este campeonato.

Dónde se los ve: a las 5 de la mañana en cualquier boliche cuchareando el fondo del tacho o yendo al Baci en busca de un gol seguro.

Y no nos olvidemos de:

MiráVo

✔ El que pide fuego en la puerta del antro y automáticamente saca conversación. Posibilidad de levante: in situ casi nulas pero si tiene buen chamuyo la puede seguir adentro. Igual, siempre son unos plomos infumables.

✔ El que ataja del brazo a una que viene del baño y le dice vaya uno a saber qué al oído. Posibilidad de levante: cero. Posibilidades de que sea un imbécil: 5748%

✔ Los que queman absolutamente todos los cartuchos de levante en la fila del McDonald’s del Montevideo Shopping a las 5 de la mañana o por qué no, en un carrito de hamburguesas o esperando el primer bondi que sale a las 5:35. Posibilidad de levante: jamás en la puta vida.

* * *

Mensaje de MiráVo a estos langas: muchachos, hagan lo que puedan pero siempre, siempre, con respeto y si les dicen que “no”, es no. No sean pesados. Salú!