MiráVo

Qué salado ¿no?

8 personajes que podés encontrar en un supermercado uruguayo

Fija que te vas a encontrar cualquiera de estos personajes en un supermercado y hasta en algún almacén.

Colaboración de @bluebastards

1· El madrugador

Mirá Vo

✔ Se levanta tempranito para poder tomar unos mates y estar en el supermercado apenas abre.

✔ En general es jubilado y ya no está para aguantar multitudes a media mañana o al mediodía. Además, se despertó a las 6 y media porque imaginate, Raquel, toda la vida levantándome a esa hora y a las 8 de la mañana ya se tomó dos litros de mate con galleta malteada.

✔ Si puede, llega un ratito antes y espera en la puerta para entrar junto con los empleados y no perder tiempo.

2· El Rain Man

Mirá Vo

✔ Tiene los precios fríamente calculados y te saca la raíz cuadrada del precio de la yerba en el almacén del barrio y en el supermercado, te baja la diferencia de precio por Ruffini y sabe que con esa plata se compra medio kilo de carne picada.

✔ Conoce con exactitud en qué góndola está cada producto y avanza como robot programado para maximizar cada minuto.

✔ Sabe perfectamente cuántas rodajas de fiambre entran en 100 gramos y la diferencia de tiempo de duración del papel higiénico de 30 y 50 metros.

✔ Cada vez que paga, saca la cuenta de cuánto gana el supermercado al cobrarte el redondeo para arriba.

3· El catador de quesos y fiambres

Mirá Vo

✔ Hay cien personas esperando para comprar y este ser del mal nunca tiene claro qué quiere llevar.

✔ A ver, ese quesito de ahí, ¿lo puedo probar? Porque la otra vez llevé el de oferta y no me gustó mucho. Y dame mortadela. 8 fetas cortadas finitas. No, no, mejor dame salame, pero dejame probar de esos dos a ver cuál tiene menos grasa. Y todo así hasta el infinito mientras la multitud que tiene atrás se imagina cómo disfrutaría ahogarlo en el jugo de las aceitunas sueltas.

✔ Siempre pide el fiambre y el queso por fetas, nunca por gramos.

✔ Prueba siete tipos de fiambre y compra solo uno. Cuando te emocionás porque está por por irse, salta con Ah, me olvidé de la panceta, cortame ahí un trocito como para hacer un tuco.

4· La criatura inquieta

Mirá Vo

✔ Es el terror del reponedor que acaba de armar una pirámide perfecta con todas las latas de arvejas.

✔ Siempre está pidiendo que le compren algo y ante la negativa de los padres grita y patalea.

✔ Les gana por cansancio y liga dos alfajores, un jugo y un Ricardito con tal de que se calle y deje de hacerles pasar vergüenza.

✔ Llora porque quiere ir adentro del carro. Llora porque quiere salir. Y  termina pidiendo upa cuando se cansó de tanto molestar.

5· El estudiante del interior

Mirá Vo

✔ Va con la calculadora porque tiene la plata justa y no puede pasarse ni por un peso.

✔ Lleva los envases de la juntada con los gurises del día anterior para cambiarlos por arroz.

✔ Compra mucho alimento no perecedero porque la heladera que tiene era de la tía vieja, que se la compró en el interior allá por 1985 y a veces no enfría bien.

✔ Espera ansioso los lunes, cuando recién llegado de la visita afuera se da el lujo de comprar bizcochos porque sabe que va a terminar la semana comiendo pan de ayer.

✔ Si no se lo ve en el supermercado es porque está en Tres Cruces levantando la encomienda salvadora.

6· El paseandero

Mirá Vo

✔ Ama ir al supermercado. Es su hábitat natural. Suele arrastrar a toda la familia para que lo acompañe.

✔ Anda siempre con el termo y el mate abajo del brazo y se toma todo el tiempo del mundo para elegir qué llevar.

✔ Cuando puede, agarra el auto y sale con la familia al Geánt o igual a la Tienda Inglesa de Atlántida porque “lo tienen precioso arreglado y es mucho más grande”.

✔ Si pudiera se llevaría una playera a sentarse un rato a matear y ver cómo compra la gente.

✔ Su presencia es más habitual los domingos de mañana porque quién va a ir a pasear a la rambla teniendo el supermercado.

7· El ansioso impertinente

Mirá Vo

✔ Siempre está apurado y cree tener el derecho divino de pasar siempre primero. 

✔ Putea bajito si le ganaste el número de la fiambrería por 5 segundos y se va a comprar otras cosas para aprovechar hasta que llegue su turno. Cuando vuelve, ya lo llamaron y reclama su lugar porque es el representante del dios del surtido en la Tierra y nadie tiene más urgencia que él.

✔ Se lo siente resoplar si la cajera tarda un poco porque alguien compró un par de medias que no tienen código o se trancó una tarjeta de crédito.

✔ Siempre pone sus compras sobre la cinta entreveradas con las cosas que todavía no le cobraron a la persona que está adelante, de la cual se para a una distancia tan cercana que la cajera termina preguntando si vienen juntos. 

✔ Cada vez que puede te mete un “¿No me dejás pasar primero que solo tengo esto?” mientras sostiene un kilo de bananas, un agua, medio kilo de carne y una flauta y vos mirás el kilo de yerba que tenés en la mano con la esperanza de que largue un rayo que lo fulmine de inmediato.

8· El conversador

Mirá Vo

✔ Va todos los días al supermercado y conoce a todos los empleados.

✔ Conversa con el carnicero sobre el Bailando por un sueño de anoche. Y después le pregunta por los hijos y la patrona. Repite la misma secuencia en la verdulería.

✔ Si te ve desprevenido entre las góndolas, se acerca para sacarte conversación y te recomienda las ofertas del día. 

✔ Le resulta inevitable hacerle chistes a la cajera, que cuando lo ve venir de lejos reza porque le toque otra fila. Lo mismo con el guardia de seguridad, que ya está cansado del “Mirá que pagué todo” que le tira cada vez que pasa por la salida.

Y que nunca falte:

✔ El que siempre está a dieta y su carro solo tiene productos light y panes integrales.

✔ La persona de escasa altura que siempre tiene que pedir ayuda para agarrar cosas que están muy arriba.

✔ El despistado que va 15 veces al supermercado porque siempre se olvida de algo y termina haciendo colas interminables por una leche.

✔ El joven o la joven que tiene que comprar condones en la caja frente a la mirada moralista de doña María, que justo fue porque se quedó sin harina para la torta.

✔ El empleado del supermercado que terminó su turno, se lleva unas cosas para la casa y pasa adelante de todos los que están haciendo la cola para que le cobren antes.

✔ El que cada vez que va pregunta ¿Esto es apio o puerro?  en la verdulería.

✔ El que vive solo y compra algo para comer YA porque no tiene nada en la heladera. Opciones de su combo: panchos, pan y mayonesa o fideos, queso rallado y una flauta.

* * *

Bueno, los dejamos que se nos pasa el turno de la fiambrería.

@bluebastards también escribió: Si sos del interior seguro que hiciste alguna de estas cosas